Vodafone propone 509 despidos y cerrar todas sus tiendas propias
Cyl dots mini

Vodafone propone 509 despidos y cerrar todas sus tiendas propias

Imagen de una tienda de la compañía telefónica Vodafone en Madrid.

Los sindicatos auguran una dura negociación ante la indemnización propuesta.

Vodafone ha reducido en seis el número de afectados del ERE que será finalmente de 509 trabajadores, 237 pertenecientes a las 34 tiendas propias de Vodafone que serán cerradas como parte del proceso.

 

El operador ha propuesto indemnizaciones de 33 días por año trabajado con 24 mensualidades de tope, así como la posibilidad de prejubilaciones para los mayores de 56 años en su primera reunión con los sindicatos.

 

Según han trasladado fuentes sindicales, la propuesta de Vodafone requiere 10 años de antigüedad para acogerse a las prejubilaciones con unas rentas que equivalen al 80% del sueldo. Este colectivo (el de susceptibles de prejubilarse) no llegaría al centenar de empleados, según los cálculos sindicales.

 

La propuesta de la operadora no ha gustado a la representación sindical, que ha augurado una negociación "larga" y dura", ya que, por ejemplo, esta propuesta está muy por debajo de los entre 56 y 62 días sin topes firmados en Orange el pasado mes de agosto.

 

Asimismo, la ligera reducción de despidos respecto a la propuesta inicial ha sido tomada "no como un gesto, sino como una improvisación" que responde a la "falta de criterio" de la dirección.

 

Por su parte, la empresa ha trasladado su "máximo respeto por el procedimiento de dialogo social", que se realizará "con todas las garantías que establece la ley española para los trabajadores".

 

"Nuestro objetivo es llegar al mejor acuerdo posible tanto para los empleados como para la empresa, tal y como siempre lo hemos hecho en el pasado", señalada Vodafone en un comunicado, en el que señala que el ajuste en el área comercial es "un paso más en el proceso de trasformación de la compañía".

 

Vodafone anunció un ERE el pasado 15 de septiembre que achacó a la competitividad del mercado español y al proceso de transformación digital en el que la compañía se ve sumergida y en el que seguirá creando nuevos empleos.

 

Se trata del cuarto ERE de Vodafone en la década que, de saldarse con las cifras actuales, se traduciría en más de 3.500 trabajadores despedidos como parte del proceso.

 

Las partes se han emplazado al próximo lunes para volver a reunirse y fijar un calendario de negociación.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: