Y el AVE no tiene fecha: está casi terminado hasta Zamora, pero hay problemas hacia Ourense

La instalación de catenaria está a solo dos kilómetros de Zamora y pronto podrian circular los trenes, pero Pastor no concreta fechas ni detalles del número de frecuencias. Admite retrasos hacia Ourense por discrepancias con las constructoras del tramo más complicado.

Ha

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha visitado este lunes las obras de la línea de Alta Velocidad en Zamora y ha asegurado que avanzan a buen ritmo, aunque ha admitido que existen cuatro subtramos, entre la capital y Orense, en los que los contratistas han pedido modificados de proyecto que están pendientes de estudio por parte de los técnicos. Esto puede demorar la puesta en servicio de la línea completa, aunque el trayecto por la meseta hasta Zamora está prácticamente terminado.

 

Pastor, que ha insistido en la buena marcha de las obras "con la plataforma terminada y la catenaria a falta de dos kilómetros", no ha querido dar fechas para su puesta en funcionamiento y ha recordado que será "cuando digan los técnicos ya que la ministra no es quien decide cuándo las cosas se ponen en marcha". Hace unos meses la referencia era el mes de junio, pero nada se ha vuelto a concretar sobre ello a pesar de que es un poderoso argumento electoral del que están pendientes muchos cargos políticos en la provincia.

 

En este sentido, y como hizo la semana pasada en otro acto, declina aventurarse no solo sobre plazos de puesta en servicio, sino sobre las frecuencias que tendrá y otras características del servicio. Solo ha indicado que se pondrán todas las frecuencias necesarias para cubrir la demanda ya que el deseo es que "el AVE tenga muchos viajeros", aunque tampoco quiso concretar precios. Esto dependerá de la política de Renfe, aunque la operadora está llevando a cabo una agresiva estrategia de precios para ganar viajeros y rentabilidad en la alta velocidad.

 

Sin embargo, no parece que los trenes AVE vayan a variar mucho la oferta ferroviaria en Zamora, que actualmente se nutre de los trenes Alvia entre Madrid y Galicia, que son reforzados puntualmente por Renfe con buenos resultados. Sin más demanda, lo normal es que se mantengan las actuales frecuencias y horarios. El viaje hacia Madrid se acortará media hora desde Zamora, aunque los desplazamientos hacia Galicia tendrán que contar, todavía, con el obstáculo de que el paso de Zamora a Ourense se hace todavía por vía convencional, lo que impide aprovechar los trenes rápidos; actualmente se circula con el Alvia híbrido, que aprovecha su potencial por la meseta y, después, desde Ourense, pero que circula notablemente más limitado por Aliste y Sanabria.

 

A pie de obra, la titular de Fomento ha afirmado que ésta es una de las infraestructuras más importantes para Zamora, con un presupuesto de 780 millones que ya están consignados. Pastor ha visitado con toda la comitiva de autoridades que la acompañó al tramo de la A-66 uno de los puntos donde se está procediendo a instalar la estructura aérea que permite la alimentación eléctrica de los trenes de alta velocidad. Los operarios están ya a las puertas de la estación de Zamora, lo que haría posible la llegada por la vía moderna y en alimentación electrificada de trenes rápidos tipo Alvia.

 

Por último, ha afirmado que las obras de Zamora a Orense no están paralizadas. No obstante, ha admitido que en cuatro de los 20 subtramos en obras los contratistas han pedido modificados en los proyectos que están estudiando los técnicos, aunque "la obra sigue hacia delante porque hay plazos que hay que cumplir". En este sentido, hace semanas que la prensa gallega denuncia esta situación por las discrepancias entre las empresas que están ejecutando la obra y el Ministerio por los costes, una situación que ha ralentizado el avance. En el caso de su trayecto por la provincia de Zamora, puentes y plataforma están ya finalizados, pero falta el tendido de vía y la estructura aérea. Además, entre Zamora y Ourense la alta velocidad hace frente a uno de sus tramos más complejos por cantidad de túneles.