Y el silencio se hace en Zamora

La cofradía del Santísimo Cristo de las Injurias protagoniza en este Miércoles Santo el célebre juramento del silencio con el que 2.000 cofrades acompañan a la imagen.

La capital zamorana acogerá este Miércoles Santo uno de los momentos más brillantes de todo el ciclo y quizá más uno de los más sobrecogedores. Es el juramento del silencio que hace los cerca de 2.000 hermanos de la cofradía del Santísimo Cristo de las Injurias hacen en la plaza de la Catedral. Este será uno de los puntos culminantes de una procesión que albergará también el discurso del acto de juramento del silencio, el último para la alcaldesa de Zamora.

 

El favorable pronóstico climatológico deparará con toda seguridad otra brillante tarde de silencio. A partir de las ocho, los numerosísimos integrantes de la cofradía se dan cita en la antesala de la catedral para participar. Vestidos de blanco y con caperuz de rojo intenso,  un toque de campana marca el momento para que los hermanos se alineen en formación en la plaza. Cuando todos están en su sitio, se inicia el acto del juramento. 

 

Uno de los momentos más emotivos de este desfile procesional será cuando los hermanos, en el atrio de la seo zamorana realicen, postrados ante su paso titular, el juramento de guardar silencio durante todo el recorrido. "Hermanos de la Cofradía del Santísimo Cristo de las Injurias ¿Juráis guardar silencio durante el recorrido de esta procesión?' a lo que los cofrades responden "si, juramos". Los hermanos de esta cofradía, creada en el año 1925, han jurado silencio y así permanecerán durante el desfile del Cristo de las Injurias (siglo XVI), que destaca por su sencillez conceptual.

 

El silencio de los hermanos de esta cofradía se extiende a las miles de personas que cada año contemplan el transcurrir de este desfile procesional, que alcanza otro de sus grandes momentos cuando se adentra por la calle Rúa de los Notarios, que debido a su estrechez permite que quienes se agolpan en los balcones puedan tocar al Crucificado.

 

Tras la ofrenda de silencio y juramento, el recorrido se iniciará por  la Rúa de los Notarios, Rúa de los Francos, Plaza de Viriato, Calle de Ramos Carrión, Plaza Mayor, Renova, Plaza Sagasta, Santa Clara, Avenida de Alfonso IX, San Torcuato, Plaza Sagasta, Renova, Plaza Mayor, Juan Nicasio Gallego, Calle de la Reina, Corral Pintado y Plaza Santa Maria la Nueva donde finalizará la procesión recogiéndose en el Museo de Semana Santa.