Ya se pueden pedir los permisos para poner puestos callejeros en Navidad

Las solicitudes se podrán presentar hasta el 9 de noviembre, procediéndose a la concesión de las autorizaciones y a la asignación de puestos se hará el día 16 de noviembre mediante sorteo. Se conceden 30 licencias para diferentes productos.

El Boletin Oficial de la Provincia de Zamora publica este viernes la convocatoria de la venta ambulante en el municipio de Zamora durante las fiestas de navidad 2016/2017 (del 2 de diciembre al 8 de enero de 20179). Las solicitudes se podrán presentar hasta el 9 de noviembre, procediéndose a la concesión de las autorizaciones y a la asignación de puestos el día 16 de noviembre mediante sorteo, para cada una de las modalidades de productos regulados en el acuerdo, y siendo la asignación definitiva de los espacios el 2 de diciembre.

 

Los espacios de dominio público en los que se desarrollará la actividad y las modalidades de productos son los siguientes:

- Artesanía y pequeño regalo. 13 puestos en el Paseo Central de la Plaza de La Marina

- Frutos secos, productos garrapiñados, caramelos, gominolas y similares. 12 puestos en diferentes puntos de la ciudad. 2 en La Marina, 3 en Santa Clara, 2 en la Plaza de Castilla y León, 1 en la Plaza Fernández Duro, 1 en la Plaza de la Constitución, 1 en la Plaza Claudio Moyano, 1 en la Plaza de Zorrilla y 1 en la Plaza Sagasta.

- Churros y patatas fritas. 1 en la Plaza de La Marina, junto a la farola.

- Perritos calientes o similares. 1 puesto en el paseo central de la Plaza de la Marina

- Venta itinerante de globos. 3 vendedores itinerantes en las calles principales de la ciudad.

 

El horario de desarrollo de la actividad será de 9:00 a 0:00 horas en todas las modalidades de productos. En todas ellas la actividad se desarrollará mediante puestos desmontables debidamente acondicionados, dentro de unos mínimos de ornato y decoro, de modo que no desentonen con el entorno urbano y cumplan todas las condiciones legales y reglamentarias de seguridad, higiene y salubridad, y que no dificulten el tráfico rodado, la circulación de peatones, ni generen cualquier otro riesgo para la seguridad ciudadana.