Yvonne Reyes, a 'querella limpia' por la paternidad de su hijo: Eva Zaldívar, su hija Andrea y el investigador

Yvonne Reyes junto a su hijo

No se quedó parada con el asunto de la toma de ADN.

El pasado mes de agosto Ivonne Reyes iniciaba las diligencias preliminares para demandar a Pepe Navarro y a su hija mayor Andrea. La venezolana tenía previsto poner la demanda firme después del verano. Ahora meses después y tal y como ha desvelado en Sálvame, Terelu Campos en exclusiva, Ivonne Reyes ya ha presentado tres querellas. Una contra Eva Zaldivar, otra contra Andrea, hija de Pepe y Eva y otra contra el investigador que obtuvo las pruebas de su hijo Alejandro para la realización del test de paternidad.

 

Como recordaremos, durante la estancia de Ivonne Reyes en Gran Hermano Vip, Andrea Navarro presentaba un recurso de revisión a la demanda de 2012 que le otorgaba la paternidad a Pepe Navarro. Ahora Ivonne responde.

 

La presentadora estaba convencida de que todo se llevó a cabo de una forma ilegal: "la prueba se realizó contratando los servicios de un detective privado que se hizo con un 'elemento' de A. (hijo de Ivonne Reyes) y 'respetando la cadena de custodia' lo depositó en LabGenetics para su oportuno análisis" explicaba a Loc y a esta redacción posteriormente.

 

La joven habría presentado una prueba de ADN que demostraría que el hijo de Ivonne no es su hermano, rescatando la polémica de finales de los 90'.  A punto de que el menor cumpla los 18 años justo esta primavera, Ivonne ha vuelto a la carga y con la intención de proteger la intimidad de su hijo de ahí que haya emprendido diligencias preliminares de momento contra la exmujer de Pepe y la hija de este.

 

Las diligencias significan un paso previo a la demanda. Ivonne Reyes ya dejaba entrever que no tenía prisa y que iba a presentar todo cuidadosamente  con el fin de reunir documentación antes de poner la demanda en sí, y ahora a través de Terelu se ha conocido.

 

Ivonne manifestaba en su día, ante el juez su intención de demandar a padre e hija alegando la vulneración de los derechos de un menor y violentarle, asegurando que la prueba genética se obtuvo sin su consentimiento y de manera fraudulenta.