Zamora acude a su cita con el Silencio

La procesión del Santísimo Cristo de las Injurias, su juramento y la promesa de silencio, tres símbolos de la Semana Santa de Zamora.

Zamora acoge este Miércoles Santo uno de los momentos más sobrecogedores de su Semana de Pasión con la procesión del Silencio donde los hermanos de la Real Hermandad del Santísimo Cristo de las Injurias o del Silencio alumbraran el paso del mismo nombre. La ocasión es una de las más señaladas de la Semana Santa de Zamora por la importancia de la promesa de silencio de los cofrades, que se hace extensiva a todos los asistentes, y por el acto del juramento.

 

 

CALENDARIO, HORARIOS Y RECORRIDOS DE LAS PROCESIONES DE 2018

 

Los hermanos de esta cofradía, creada en el año 1925, han jurado permanecer en silencio por lo que el desfile del Cristo de las Injurias (siglo XVI), que destaca por su sencillez conceptual, se realiza en el más estricto silencio. En el desfile participan dos grandes pebeteros portados a hombros por hermanos, consumiendo incienso durante el desfile. El más antiguo, está coronado por la cúpula de la Catedral y el otro, por la torre del Salvador, también de nuestro primer templo. Tres hermanos a caballo con las banderas y tres palafreneros, abren el desfile. Además, cuatro heraldos, dos al comienzo y dos hacia la mitad de la procesión, hacen sonar sus clarines anunciando el silencio.

 

Antes se producce el juramento. Desde que llegara Francisco Guarido a la alcaldía, el juramento que históricamente hacía el alcalde de la ciudad ha pasado a un personaje designado por la cofradía de entre sus integrantes. Este año el elegido es Manuel Javier Peña, zamorano, hermano de la cofradía y comisario del Cuerpo Nacional de Policía. Será cuando los hermanos, en el atrio de la seo zamorana realicen, de rodillas ante su paso titular, el juramento de guardar silencio durante la procesión. 

 

Es uno de los momentos más emotivos de este desfile procesional, que partirá a las 20.30 horas de la Catedral. Postrados ante su paso titular, los hermanos de la cofradía harán el juramento de guardar silencio durante todo el recorrido. "Hermanos de la Cofradía del Santísimo Cristo de las Injurias ¿Juráis guardar silencio durante el recorrido de esta procesión?' a lo que los cofrades responden "si, juramos".

 

El silencio de los hermanos de esta cofradía se extiende a las miles de personas que cada año contemplan el transcurrir de este desfile procesional, que alcanza otro de sus grandes momentos cuando se adentra por la calle Rúa de los Notarios, que debido a su estrechez permite que quienes se agolpan en los balcones puedan tocar al Crucificado.

 

Tras la ofrenda de silencio y juramento, se inicia el recorrido que ha tenido que cambiarse. Dicho cambio afecta a la salida de la misma que discurrirá desde la Plaza de la Catedral por Plaza de Antonio del Águila, Calle Obispo Manso, Plaza de Arias Gonzalo, Rúa del Silencio, Plaza de los Ciento y Rúa de los Notarios. El resto del recorrido permanece inalterado sobre el habitual.