Zamora apuesta por el colorido y detalle de los belenes napolitanos para su nacimiento de esta Navidad

Inauguración del Belén municipal de este 2017 en Zamora.

El colorido barroco del Belén Napolitano destaca en la apuesta municipal de este año, que vuelve a estar en el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales pero con el Duero como telón de fondo.

La concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, y el presidente de la asociación Belenista La Morana, Francisco Iglesias, han inaugurado esta mañana el Belén Municipal, instalado de nuevo en el amplio y luminoso mirador situado en la primera planta del Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales, pero con un emplazamiento distinto dentro de la sala utilizando como fondo la gran cristalera sobre el Duero a modo de cielo luminoso que se integra a la perfección en la composición de un montaje escénico que este año representa el colorido, la viveza, el realismo y teatralidad del Belén Napolitano. El Belén estará abierto hasta el 5 de enero y podrá ser visitado todos los días de 17,00 a 21,00 horas.

 

Es este sin duda un "marco incomparable y el lugar idóneo para su ubicación", como señaló la concejala de Cultura, quien animó a todos los ciudadanos a contemplarlo durante las fechas navideñas siguiendo la Ruta de Belenes de la ciudad que ya se ha consolidado como una de las actividades navideñas más reconocidas por los ciudadanos y que cada año es seguida por miles de zamoranos y visitantes.

 

La configuración de este Belén cambia diametralmente la composición de los montajes de los últimos años, según destacó Mº Eugenia Cabezas, imprimiendo una mayor vistosidad y el colorido propio del barroco napolitano, con unas figuras que son "pequeñas obras de arte"; lo que sin duda atraerá el interés y la curiosidad de los zamoranos y visitantes que cada vez en mayor medida realizan la ruta de belenes durante las Navidades. Una ruta en la que, según anunció la concejala se integrarán también las actividades de animación de calle por lo que los visitantes se podrán encontrar con la interpretación de cantos navideños y villancicos en vivo dentro de los distintos belenes.

 

También el presidente de La Morana hizo gala de la calidad de las imágenes y su colorido, que son quizá las cualidades más destacadas de un belén napolitano, con figuras de entre 20 y 30 centímetro y realizadas por algunos de los artesanos o "figurari" italianos más reconocidos de la actividad belenista, autores también de algunos de los más importantes y reconocidos montajes belenistas, como el Belén del Príncipe del Palacio Real de Madrid. Según Francisco Iglesias han querido respetar al máximo la tradición italiana en la composición por lo que el Belén del Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales "viene a representar una fotografía fija de un día cualquiera en el Nápoles del siglo XVIII, bajo el reinado de los Borbones, con estampas cotidianas como la recreación de la taberna, una carnicería, la banda de turco, el mercado y el bullicio cotidiano". Pero además del colorido y expresividad de las figuras el presidente de la Morana pone su atención en los "filimenti" o complementos que acompañan a los personajes y que han sido realizados con el más mínimo detalle, "algo que el público va a poder descubrir y disfrutar de este Belén", aseguró.

 

Francisco Iglesias celebra también el auge y reconocimiento de la actividad belenista en Zamora con nuevas instalaciones cada año que se suman a la ruta de belenes, "una costumbre por otra parte muy napolitana donde también era frecuente la apertura de los belenes al público en general y constituía la única ocasión en la que la gente del pueblo podía acceder al interior de los palacios y las casas nobles".

 

El presidente de la Asociación Belenista La Morana, que también ha realizado otros montajes importantes este año como el Belén del Concello de Vigo, ubicado en el edificio del antiguo Banco de España de la ciudad gallega, o de la Diputación Provincial de Zamora, anunció que el mes de octubre del próximo año la Federación Española de Belenistas celebrará de nuevo en Zamora su congreso anual, lo mismo que ya realizara en el año 2005, lo que traerá también a nuestra ciudad a muchos visitantes deseosos de conocer la ciudad y los trabajos que aquí se están realizando.