Zamora, en un paquete de 49,4 millones de euros de inversión en carreteras autonómicas

La Junta va a invertir 49,4 millones de euros entre 2018 y 2022 en el mantenimiento y mejora de diversas carreteras de la provincia.

Las actuaciones que ha aprobado este jueves el Consejo de Gobierno en materia de carreteras, cuyo presupuesto asciende a más de 49,4 millones de euros, afectarán a carreteras de titularidad autonómica de las provincias de Salamanca, Segovia y Zamora, las de la provincia de Burgos situadas al norte de la N-120, de Logroño a Vigo; y las de la provincia de León situadas al este de la carretera N-630, de Gijón a Sevilla, en la Ruta de la Plata.

 

La finalidad de las intervenciones es dotar de un nivel de conservación de la red suficiente para satisfacer la demanda de los usuarios, evitar una descapitalización de la infraestructura por deficiente conservación y garantizar la vialidad en todas las épocas del año. Los servicios que se realizarán en todas las provincias se engloban en tres grandes grupos. En primer lugar, engloba los trabajos y servicios necesarios para conseguir una conservación, explotación y un estado de los elementos constitutivos de la carretera que aseguren las condiciones de vialidad y seguridad que corresponden a las características de los tramos objeto del contrato. También incluye las necesarias para la realización de los estudios, gestión, inspección y seguimiento.

 

Las obras que se van a realizar incluyen servicios de vigilancia y de comunicaciones, atención a accidentes e incidencias, señalización ocasional y mantenimiento de los elementos de la carretera en condiciones que no puedan causar problemas a las condiciones adecuadas de circulación, servicios de vialidad invernal, establecimiento de inventarios y reconocimientos de estado de la red y estudios de accidentalidad y seguridad vial, así como el seguimiento y archivo informático del estado y funcionamiento de la carretera y la programación, coordinación, seguimiento e información de la ejecución de los trabajos.

 

En segundo lugar, las operaciones correspondientes a los trabajos necesarios para mantenimiento y conservación de los elementos constitutivos de la carretera garantizando la funcionalidad para cada uno de ellos, teniendo en cuenta la clasificación de cada tramo de carretera, el estado del elemento en cuestión, prioridades y recursos disponibles. Y en tercer lugar, aquellas operaciones para atender emergencias o urgencias y los posibles excesos, aprobados por el director del contrato.

 

La prioridad de la Junta de Castilla y León sigue siendo la conservación y mantenimiento de la extensa red autonómica, definido en el Bloque de Actuaciones Prioritarias en la Red Autonómica de Carreteras puesto en marcha en enero de 2016. Dicho mantenimientos, reflejado en el Bloque de Actuaciones Prioritarias, contempla en el proyecto de presupuestos de 2018 proyectos por importe de 92,17 millones de euros, lo que supone un incremento de un 36 %, 24,36 millones más que el ejercicio anterior, dedicados a la conservación ordinaria, las actuaciones de refuerzo y renovación del firme, la modernización y señalización.