Zamora establece horario y distancia para sacar al perro a pasear y provoca la denuncia de una asociación

Una persona pasea a su mascota. Foto: EP

La asociación Libera! denuncia al Ayuntamiento de Zamora por fijar franjas horarias y distancia para sacar a pasear al perro, bajo amenaza de sanción.

El Ayuntamiento de Zamora ha decidido limitar el paseo de los perros a determinadas franjas horarias que suponen cuatro horas al día y a 200 metros de la vivienda habitual, decisión que le ha valido una denuncia de una asociación animalista. En opinión de Libera, esta decisión excede las competencias municipales y supone tomar medidas adicionales que superando con creces las recomendaciones de emplear los horarios de menor afluencia que emitió la Dirección General de Derechos de los Animales.

 

La Asociación Animalista Libera en Castilla y León ha remitido un escrito urgente a la Delegación del Gobierno tras detectar que el Ayuntamiento de Zamora ha dictado una disposición que influye "negativamente" sobre el bienestar animal a la hora de sacar a los perros a pasear, en el marco del Estado de Alarma decretado.

 

En concreto, la protesta del colectivo se centra en el permiso del Decreto de 14 de marzo para sacar a pasear perro en orden a cubrir sus necesidades fisiológicas y etológicas, en el que, según entiende, el Ayuntamiento de la capital zamorana, contraviene el funcionamiento actual de las administraciones en el periodo de confinamiento social.

 

La ONG recuerda que los cuerpos de Policía Local dependen ahora del Ministerio del Interior y, por extensión territorial, de las respectivas delegaciones y subdelegaciones del Gobierno, por lo que no podrían sancionar sobre planteamientos pseudojurídicos emitidos desde gobiernos municipales en periodo de confinamiento, como en el caso de Zamora.

 

Para Libera!, y entendiendo que habría sanción económica para los paseantes que no cumplan el horario marcado por el Ayuntamiento de Zamora, la propuesta carece de validez legal y sería nula, y anima a posibles vecinas y vecinos afectados a recurrir ante la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

 

Los animalistas piden al Ejecutivo Central que inste al Ayuntamiento de Zamora a suprimir esta disposición, todo después de que la Secretaría de Estado de Seguridad haya recordado en un comunicado público que "las administraciones locales únicamente están facultadas para la adopción de medidas que sirvan para la ejecución de las órdenes directas de la autoridad competente".

 

Esta advertencia, precisa el colectivo, muestra que los ayuntamientos no tienen competencias para elaborar sus propias normas en el contexto de lucha contra la Covid-19 cuando pretenden restringir determinadas conductas que se realizan, como es este caso, para garantizar el bienestar animal y sus correctas condiciones higiénico-sanitarias.

 

Además, Libera lamenta que el Ayuntamiento de Zamora haya esgrimido razones de insolidaridad por parte de los paseadores de perros, ya que pasear a los perros no es una "práctica insolidaria", sino un acto de ética y responsabilidad que se realiza todo el año sean cuales sean las circunstancias climatológicas y del propietario.