Zamora exime de su tasa canina a los perros guía, los adoptados y los de entidades sociales

Perro

Los perros guía, los adoptados y los de las entidades sociales estarán exentan de la tasa municipal. La propuesta para su inclusión en la Ordenanza se presentará al Pleno del próximo lunes.

El próximo lunes se presentará al pleno del Ayuntamiento un propuesta de la alcaldía para que aquellos perros que cumplen una función social y los pertenecientes a las entidades sin fines lucrativos queden exentos del pago la tasa aplicada a la tenencia de perros. Este impuesto de 9 euros anuales a los propietarios se aprobó hace unas semanas con cierta polémica. Esta exención afectará a los perros guía de personas invidentes, los asistenciales de minusválidos o de protección de mujeres víctimas de violencia de género, y los pertenecientes a entidades sin fines lucrativos como pueden ser las fundaciones, asociaciones de utilidad pública, ONGs y federaciones. 

 

Igualmente estarán exentos del pago de la tasa anual los perros en situación de abandono acogidos por las protectoras de animales incluidos los que hayan sido posteriormente adoptados, haciendo extensiva esta exención a todo el periodo que abarca desde la acogida del perro hasta el final de la vida de adopción del mismo. Una medida con la que se pretende fomentar la adopción de perros que han sido abandonados, frente a la compra de animales que finalmente pueden acabar siendo abandonados por sus dueños.

 

En este caso, sobre la estimación de unas 70 adopciones que se pueden producir al año de perros abandonados, y teniendo en cuenta que la esperanza de vida media de estos perros es de unos 7 años desde que se produce dicha adopción, esta exención podría beneficiar a unos 490 perros en la ciudad.

 

Como se recordará, el pleno municipal del pasado mes de mayo aprobó por unanimidad la Ordenanza de Prestación de Servicios y Realización de Actividades Administrativas de Sanidad, que tiene como principal novedad el establecimiento de una tasa por la tenencia de perros de 9 euros anuales; una tasa que ya se cobraba hasta el año 1992 y que ahora se establece en la misma cantidad.

 

La justificación de la recuperación de esta antigua tasa viene dada por el considerable aumento del número de perros censado y el incremento del coste de los servicios ofrecidos, principalmente en lo relativo a sanidad animal, por lo que al igual que el resto de servicios que ofrece el Ayuntamiento, los usuarios deberán contribuir a sufragarlos. 

 

Entre esos servicios los hay que suponen un gasto directo, como es la elaboración del censo telemático, los evacuatorios caninos (mantenimiento, limpieza, reposición de bolsas...), las 9 zonas de esparcimiento (señalización, limpieza...), y los que tienen una vinculación indirecta, como la limpieza de jardines y aceras, las campañas de sensibilización, etc, todos ellos con un coste estimado de unos 200.000 euros anuales.

 

A esto hay que añadir el contrato de la Perrera Municipal con la protectora Scooby, que este año casi se ha triplicado aumentando hasta 50.000 euros, lo que les ha permitido entre otras cosas mantener personal a jornada completa mejorando así el servicio. Además ya se está redactando un proyecto para la realización de una nueva Perrera en el polígono de los Llanos junto a la actual, con un presupuesto de 250.000 euros. 

Noticias relacionadas