Zamora gasta 2,5 millones en 'redescubrir' su muralla y pide fondos estatales para su conservación

Derribo de edificios anexos a la muralla de Zamora.

El derribo de dos inmuebles de la calle Mesones libera otros 25 metros de la Muralla junto al Arco de doña Urraca.

Con el derribo de los inmuebles de la calle Mesones nº 9 y también el nº 11 que se han llevado a cabo este jueves, el Ayuntamiento descubre otros 25 metros cuadrados de edificaciones adosadas a la Muralla, en este caso próximas al Arco de Doña Urraca, y supone una paso más en el proyecto municipal de su liberación, de acuerdo a las previsiones del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Zamora.

 

Una intervención la de hoy que el alcalde, Francisco Guarido, calificó comoun "2X1" ya que la  previsión inicial era el derribo del primero de los edificios, puesto que el expediente de expropiación del nº 11 todavía está en curso, pero la propietaria del segundo edificio ha facilitado el derribo conjunto de ambos inmuebles, hecho por el que el alcalde le mostro públicamente su agradecimiento "ya que el expediente relativo a ese edificio aún no está completo, si bien se concluirá a lo largo de las próximas semanas". El espacio liberado hoy se ajardinará en los próximos días siguiendo la zona verde existente junto a la Muralla, según anunció el alcalde.

 

Guarido recordó las expropiaciones que se han llevado a cabo al o largo de los tres años del presente mandato municipal que incluye los edificios de los números 7 y 41 de la avenida de la Feria, que han sido expropiados pero todavía no se han derribado al estar encastrados entre otras propiedades; los números 17, 19 y 31 de la misma avenida que ya han sido descubiertos; y los de la bajada de San Martín nº 2 y avenida de la Feria nº 11, cuyo derribo está previsto llevarlo a cabo próximamente. Además se está a la espera de la resolución sobre el justiprecio del nº 37 de la avenida de la Feria, ya que difiere la valoración efectuada por la propiedad respecto a la realizada por el Ayuntamiento.

 

"Y con esto completamos todo lo que se ha podido hacer en este mandato municipal en relación con el descubrimiento de la Muralla", manifestó el alcalde. De esta forma lo invertido durante el actual mandato municipal ronda los 2,5 millones de euros, entre las expropiaciones y derribos efectuados; con lo que se cumple el objetivo marcado por el Equipo de Gobierno para el actual mandato municipal. "Ahora solo nos queda conseguir las ayudas necesarias para que el propietario de la Muralla, que es el Estado, inyecte los fondos necesarios para su mantenimiento y consolidación", aseguró Guarido.

 

El alcalde destacó también que todas las expropiaciones han sido voluntarias, lo que supone que hubo ofrecimiento a todos pero no ha habido obligación para a los propietarios "quienes saben que si en algún momento quieren reiniciar las conversaciones con el actual Equipo de Gobierno durante el tiempo que nos quede de mandato, gustosamente lo haríamos".