Zamora habilitará ayudas a los usuarios de los nuevos taxis adaptados

Entran en servicio dos nuevos taxis adaptados, los primeros de la flota de taxis de Zamora. El Ayuntamiento dará ayudas a los usuarios para bonificar el coste de la bajada de bandera y no descarta incorporar más vehículos si hay demanda.

A pesar de que la normativa que obliga a la dotación de taxi adaptado es de 2007, Zamora no ha contado hasta ahora con el servicio entre las licencias de taxi de la capital. Sin embargo es una carencia resuelta ya que a partir de este viernes entran en funcionamiento los dos vehículos adaptados para el desplazamiento y transporte de personas en sillas de ruedas; lo que se ha producido tras la modificación de la ordenanza municipal de autotaxi, en las que se establecen las características y condiciones que deben reunir estos vehículos de acuerdo con la normativa de accesibilidad y seguridad existentes.

 

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, se ha mostrado satisfecho por la puesta en marcha de este nuevo servicio para la ciudad, lo que ha agradecido también a los jóvenes emprendedores que lo han puesto en marcha, y ha asegurado incluso que si hubiera necesidad y demanda para la utilización de más vehículos se trataría con los profesionales de la capital para cubrir esa demanda. No obstante el alcalde ha manifestado que hoy es una fecha importante porque por fin se ha dado satisfacción a una demanda real que existía en la ciudad "para un asunto tan sensible como es la accesibilidad para las personas con discapacidad en el servicio de taxi, algo a lo que es sensible el Equipo de Gobierno municipal y por fin se ha resuelto", afirmó Guarido.

 

Por su parte el concejal de Seguridad Ciudadana, Antidio Fagúndez, anunció que desde servicios sociales se establecerá una ayuda para los discapacitados que lo necesiten y en función del nivel de renta, que supondría la bonificación por parte del Ayuntamiento del importe de bajada de bandera. Los nuevos vehículos disponen de la rampa posterior para el acceso de la silla de ruedas, con las correspondientes medidas de anclase y seguridad, además de las cinco plazas en asientos, por lo que pueden cumplir la doble función de vehículo adaptado y taxi de servicio normal.