Zamora logra, ahora sí, el respaldo político para asaltar la declaración de Patrimonio de la Humanidad

Turistas en la iglesia de San Juan de Zamora.

PP, PSOE y Podemos se ponen de acuerdo para llevar a las Cortes la candidatura de la ciudad cuando hace una semana se rechazó una moción similar en el hemiciclo regional.

La Comisión de Cultura y Turismo de las Cortes de Castila y León será la encargada de debatir la proposición no de ley (PNL) impulsada por los grupos parlamentarios de PSOE, PP y Podemos en el que instan a la Junta "a potenciar e impulsar la candidatura de Zamora como ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad y a presentar en el Consejo de Patrimonio Histórico Español los trabajos necesarios encaminados a que la ciudad de Zamora quede inscrita en la lista indicativa, para que el Estado, a través del Gobierno de España, pueda elevar la candidatura de Zamora ante la Unesco".

 

Una unión política que llega tras el lío formado la semana pasada cuando los partidos políticos no se pusieron de acuerdo en las Cortes y rechazaron una propuesta para que el románico de Zamora sea incluido en las candidaturas a Patrimonio de la Humanidad.

 

Los grupos parlamentarios del PP y del PSOE impulsaron el pasado miércoles, día 7 de febrero, en las Cortes de Castilla y León la candidatura para que Zamora fuera reconocida como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Ambos presentaron enmiendas a la propuesta de Ciudadanos que pedía la declaración para León y Burgos como ciudades de Patrimonio Mundial, para que también entrase Zamora en esa petición por considerar que reunía acreditados requisitos, pero no hubo acuerdo y fue rechazado.

 

Esta iniciativa se suma a otras recientes, ya que durante el pasado 2018 el Ayuntamiento y Zamora10 ya se dirigieron a la Junta, en principio, para que el Románico de Zamora fuese Patrimonio de la Humanidad y sobre la idea del Ayuntamiento de que toda la ciudad, incluidos los paisajes, las costumbres y lo inmaterial, fuesen incluidos en la catalogación.

 

La iniciativa parlamentaría, redactada por el procurador e historiador José Ignacio Martín Benito, señala que la ciudad de Zamora cuenta "con un rico conjunto artístico y monumental". Zamora cuenta, según destaca la proposición, "con un notable catálogo de edificios de arte románico, que le hacen ser, sin duda, el principal conjunto urbano de arquitectura románica urbana de la península ibérica y uno de los más señalados de Europa en este tipo de manifestaciones artísticas".

 

La ciudad tiene en torno a una veintena de templos románicos, entre los que cabe destacar la Catedral de San Salvador y las iglesias de San Juan de Puertanueva, Santiago del Burgo, Santa María la Nueva, Santa María la Horta, San Claudio de Olivares, La Magdalena, San Cipriano, San Vicente, Santa Lucía, Santiago el Viejo, San Isidoro, Santo Tomé, San Leonardo, San Esteban, Santo Sepulcro, San Frontis, Espíritu Santo. Otras iglesias con elementos románicos son San Andrés, San Pedro y San Ildefonso, Santa María de los Remedios, así como las ermitas del Carmen del Camino y de Santa María de la Vega.

 

A ello se unen también conventos, hospitales y ermitas y, sobre todo, los puentes sobre el Duero, de origen medieval. Palacios y casonas de los siglos XVI, XVII y XVIII completan la estampa de una ciudad episcopal, que llegó a ser también sede de la Capitanía General de Castilla La Vieja en el siglo XVIII. De las construcciones civiles cabe señalar la Casa Consistorial y La Alhóndiga; entre los palacios destaca el de los condes de Alba y Aliste, hoy Parador Nacional de Turismo, y la conocida Casa de los Momos, sede de la Audiencia Provincial.

 

Los siglos XIX y XX fueron épocas de una "intensa actividad urbana, de la que el legado acaso más significativo sea el conjunto de casas modernistas". Cerca de 20 edificios de este estilo se localizan en el entorno de la calle de Santa Clara, lo que ha llevado a Zamora a integrarse en la Red Europea de Ciudades Modernistas.

 

En las últimas décadas varias han sido las actuaciones promovidas por las diversas administraciones encaminadas a recuperar, conservar y rehabilitar tanto los inmuebles declarados BIC como el conjunto histórico en general. La puesta en valor del patrimonio histórico y artístico en Zamora está contribuyendo a la difusión de la ciudad y de sus valores paisajísticos y culturales.