Zamora no emprende: una sociedad nueva por cada mil zamoranos

Calle San Torcuato de Zamora, una de las más concurridas.

El emprendimiento no despega en la provincia, con sólo una sociedad nueva por cada 1.093 habitantes, la segunda peor tasa del país. En 2016 no se constituyó ni una sociedad anónima y todo fueron limitadas, para pequeños negocios.

Aunque muchas de las políticas de las administraciones, desde viveros a ayudas o tarifas planas de emprendedores, van dirigidas al emprendimiento como una manera de llegar al empleo, la realidad es que en Zamora emprender sigue siendo una opción minoritaria. Seguramente es porque detrás de la figura idealizada del emprendedor está lo que siempre se ha conocido como el autoempleo a partir de pequeños negocios. Las cifras lo dicen y colocan a la provincia entre las que menos emprenden del país.

 

Según los datos de los registradores, en 2016 se contabilizaron 193 sociedades registradas, una de las cifras más bajas del país: concretamente, la séptima con menor número junto a Ceuta, Melilla, Soria, Segovia, Teruel, Palencia, Ávila ... a la cola en este fenómeno. La cifra es baja porque el año pasado presentaron sus cuentas 3.213 sociedades en Zamora. Además, hay que contar con que hubo 69 extinciones con lo que la creación neta de sociedades se queda en poco más de 130 en todo un año.

 

De las constituidas, ninguna fue sociedad anónima y todas adoptaron la forma de sociedades limitadas. Es decir, la totalidad corresponde con la fórmula societaria escogida para negocios de restauración, hostelería y comercio: tiendas y bares, el recurso para el autoempleo escogido por muchos de los que optaron por montar su propia aventura al quedarse en el paro. Ni una gran iniciativa, la forma más habitual de las sociedades anónimas. De los que muchos no han tenido éxito: durante el año pasado se extinguieron 68 sociedades limitadas y una anónima.

 

A pesar de todo, y sobre todo a pesar del importante nivel de paro en la provincia, el emprendimiento sigue sin calar. Según los datos de los registradores, Zamora está entre los territorios donde menos emprendedores hay. De hecho, sólo se crea una sociedad por cada 1.029 habitantes. Es de las peores cifras del país junto, de nuevo, sólo peor que Ávila: 1.115 habitantes por cada sociedad nueva.

 

El panorama del emprendimiento se suma a la apatía general de la economía en Zamora, donde sólo se crea empleo vinculado a las temporadas turísticas, precario y temporal.