Zamora presenta un presupuesto "continuista" que crece hasta los 59 millones y con 35 de remanente

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido.

El Ayuntamiento de Zamora eleva el gasto social hasta los 6,3 millones en el presupuesto de 2020 y cuenta con el remanente para financiar inversiones como el Mercado de Abastos.

El Ayuntamiento de Zamora ha incrementado las partidas sociales hasta los 6,3 millones en el borrador de Presupuestos para el año 2020 que ha presentado este jueves el alcalde, Francisco Guarido, de IU. Las cuentas municipales para el próximo ejercicio contemplan un presupuesto total de gastos de 59 millones de euros, dos millones más que en las cuentas de 2018, las últimas en ser aprobadas y prorrogadas tras tumbar la oposición las correspondientes al año 2019.

 

El concejal de Economía, Diego Bernardo, ha acompañado a Guarido durante la presentación de los números y ha asegurado que se trata de un presupuesto "continuista" que sigue la línea de los cuatro últimos años, cuando Izquierda Unida gobernaba en coalición minoritaria con el Partido Socialista.

 

Para Bernardo, existen tres claves para entender estas cuentas, como son la "inversión en infraestructuras" municipales, el aumento del gasto para los trabajadores y el incremento de las partidas sociales. En materia de inversión, el presupuesto de 2020 ha disminuido hasta los tres millones de euros, aunque, según Bernardo, "se compensará" con el remanente de tesorería que asciende a 35 millones no gastados a lo largo de los últimos cuatro años.

 

La mayor parte de la inversión llegará a través del capítulo de remanentes de tesorería. Allí se incluirán obras importantes como la construcción de un nuevo parque de bomberos, la reconversión del antiguo Banco de España en cuartel para la Policía Municipal o la rehabilitación del Mercado de Abastos, proyecto este último que se abordará con fondos propios tras intentar sin éxito lograr financiación institucional.

 

El gasto en personal, por su parte, continuará siendo "la partida más importante" dentro del presupuesto, con 21,9 millones de euros, prácticamente dos millones de euros más alta que hace cuatro años. En cuanto al gasto social, que ascenderá a los 6,3 millones de euros, el concejal de Economía ha destacado un incremento de un millón de euros en la partida destinada a la ayuda a domicilio.