Zamora recupera la 'cultura de balcón' con el festival 'Vete al fresco'

Las terrazas se convertirán de nuevo en el lugar más atractivo del verano, con el segundo festival "Vete al fresco". Habrá actuaciones hasta septiembre en horario de mañana y tarde.

Las terrazas de numerosos establecimientos de hostelería de la capital se convertirán de nuevo en los lugares más atractivos para mitigar los calores del verano en la ciudad, con la segunda edición del festival "Vete al fresco" que se podrá en marcha a partir de este mismo fin de semana con la colaboración del Ayuntamiento, la Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería y los grupos musicales y de animación de la ciudad, y cuyo programa ha sido presentado por la concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, y la coordinadora del festival, Jessica Baz. La fórmula es la misma que consiguió el éxito el verano pasado: pequeños rincones y actuaciones musicales auspiciadas por los locales de ocio nocturno.

 

Aunque la propuesta no es novedosa, ya que surgió hace unos años en Segovia, la voluntad de colaboración para animar la ciudad durante la época estival ha permitido adoptarla también en Zamora, gracias a la colaboración del Ayuntamiento y la asociación empresarial. Tal como señaló la concejala de Cultura, después de la experiencia positiva del pasado año se ha demostrado que es necesario continuar con la iniciativa, porque contribuye a dinamizar la ciudad en verano, es un atractivo añadido para turistas y visitantes como complemento a las visitas a la zona histórica y monumental, constituye un apoyo considerable a un sector importante como es el de la hostelería en la época en la que mejor funcionan la terrazas, y proporciona una oportunidad para los grupos y artistas zamoranos.

 

El festival se desarrollará durante los meses de julio, agosto y septiembre, con programas mensuales que se divulgarán por medio de carteles y a través de las redes sociales y que en principio cuenta para este mes de julio con más de una docena de actuaciones y la participación de una decena de grupos y artistas diferentes. No obstante podrán sumarse nuevos locales y grupos a lo largo de las próximas semanas, con tal de que lo comuniquen previamente a la organización, según señaló la coordinadora del festival.

 

Las actividades se desarrollarán en sesiones "vermut", entre las 12,00 y las 16,00 horas y de tarde-noche, entre las 19,00 y las 23,30 horas, con el fin de que no se moleste a los vecinos por la noche. Y no solo se contará con grupos musicales sino que también participarán monologuistas, magos o animadores...  Además, la mayoría de los participantes serán artistas zamoranos, recordó Jéssica Baz, quien destacó entre las novedades respecto a la primera edición la extensión de la actividad también a los establecimientos de los barrios y los merenderos de Valorio, donde tendrá lugar precisamente la primera actuación el sábado del monologuista Moskis en "El Panadero", a partir de las 22,00 horas.