Zamora se extingue: menos nacimientos que nunca y el triple de muertes

Calle Alfonso IX en Zamora.

Los datos demográficos se lo ponen cada vez más difícil a la provincia: sólo 901 nacimientos por 2.694 defunciones.

La lucha por la supervivencia de Zamora se pone cada vez más cuesta arriba. No se trata de ser catastrofistas, pero a la falta de oportunidades, el envejecimiento y el éxodo zamorano hay que sumar el problema vegetativo de la provincia. Se resume en una cifra: el triple de muertes que de nacimientos.

 

Según los últimos datos del INE, la demografía de Zamora es de récord... pero negativo. En 2017, la estadística de nacimientos marcó su cifra más baja desde que hay datos: sólo 901 nuevos zamoranos vinieron al mundo en la provincia. El número de nacimientos ha ido reduciéndose paulatinamente. Lejos quedan los días en los que se registraban por miles: el dato más alto de la serie histórica son los 2.750 de 1975. En 1986 ya fueron menos de 2.000 (1.999) y en 2015 bajaron por primera vez del millar al año (969). La cifra del año pasado es todavía más baja.

 

En cuanto a las defunciones, la cifra ronda desde hace años las 2.400 anuales. El año pasado fueron 2.694 los fallecimientos, casi el triple que nacimientos. El récord de muertes es de 2016 con 2.821.

 

 

Datos nacionales y de Castilla y León

 

El número de nacimientos registrados en España en 2017 es el más bajo desde 1999, mientras que el de defunciones es el más alto desde 1976. De hecho, España registra más defunciones que nacimientos por tercer año consecutivo. Además, tiene un saldo vegetativo negativo (nacimientos respecto a defunciones de la población residente, descontando a los no residentes) de 31.245 personas, algo que ocurre por segunda vez en la última década pero de forma mucho más pronunciada. La primera vez fue en 2015, aunque la diferencia fue mucho menor, de 1.976 muertes más.

 

La comunidad autónoma de Castilla y León ha registrado el segundo saldo vegetativo más negativo del país con 13.446 habitantes menos, según los datos del Movimiento Natural de la Población relativos al año 2017 hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) fue negativo en once comunidades autónomas y positivo en las otras seis así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En concreto, las comunidades con los saldos vegetativos más negativos fueron Galicia (-13.522), Castilla y León (-13.446), Principado de Asturias (-7.140), País Vasco (-4.563) y Comunidad Valenciana (-4.500).