Zamora tendrá su primer 'hotel' de insectos para facilitar la labor de polinización

Un 'hotel' de insectos del Ayuntamiento de Bilbao.

La instalación, una estructura piramidal de madera, se pondrá en el parque de Olivares.

La cada vez más acuciante crisis de insectos polinizadores ha hecho surgir una iniciativa novedosa que se pondrá en marcha próximamente en Zamora, gracias al interés de la Concejalía de Turismo de emprender nuevas iniciativas que tienen como objetivo la promoción de vías de turismo alternativo, y concretamente en este caso el turismo de naturaleza. Así el próximo sábado se instalará en el parque de Olivares un 'hotel de insectos' con el propósito de facilitar la pervivencia y diversidad de polinizadores.

 

El acto se enmarca dentro de la jornada "Plantando y Cuidando la Biodiversidad en nuestros Parques y Jardines", cuyo programa ha sido presentado por el concejal de Turismo, Christoph Strieder, el entomólogo Oscar aguado, y el ornitólogo Alfredo Hernández. El mencionado 'hotel' consiste en una estructura piramidal de madera de acacia, más resistente a la degradación, y pintado en color morado y violeta que atrae con más facilidad a los insectos, y en su interior se ubicarán unas cañas y huecos que a buen seguro durante la primavera servirán de alojamiento y nidificación a un buen número de insectos polinizadores.

 

 

Previamente el sábado habrá en la sede de la asociación de vecinos de Olivares diversas charlas sobre "Aproximación al mundo del a mariposas", "La Importancia de la Polinización" y "La creación de refugios y espacios verdes"; y con posterioridad se efectuará una plantación y siembre de diferentes especies para poder nutrir a las abejas, mariposas y otros insectos polinizadores.

 

Oscar Aguado destacó la riqueza y variedad de polinizadores existentes en la zona, que es necesario conservar, como la denominada "abeja solitaria", una especie que nidifica en el suelo, muy sensible a los cambios medioambientales y que con una reserva importante en el bosque de Valorio, lo que "viene a certificar el alto grado de conservación medioambiental; ratificando las afirmaciones de del concejal de Medio Ambiente, Romualdo Fernández, cuando afirma que Valorio no es un parque sino un bosque natural", recordó Christoph Strieder.

 

Por su parte Alfredo Hernández hizo un balance de las Rutas Ornitológicas puestas en marcha hace año y medio, con un total de 30 rutas realizadas y en las que ya han participado más que 500 personas procedentes de distintas ciudades españolas; y anuncio la próxima puesta en marcha de un programa de interpretación de fauna y flora, con señalización y paneles informativos a lo largo de las riberas del Duero y en el entorno de la ciudad.