Casi una veintena de mujeres asesinadas en 2021 por violencia de género, cuatro en lo que va de junio
Cyl dots mini

Casi una veintena de mujeres asesinadas en 2021 por violencia de género, cuatro en lo que va de junio

Participantes en la manifestación en el Día Internacional contra la Violencia de Género.

Los casos de violencia de género han ido aumentado de forma progresiva a lo largo de los meses, 11 de 19 asesinatos a lo largo del año, se han producido en el último mes. 

Un total de 19 mujeres han sido asesinadas por violencia de género en lo que va de 2021, contabilizando los últimos casos de Ibiza y Sevilla, que están a la espera de ser confirmados por la Delegación de Gobierno contra esta lacra. La mitad de estos sucesos, un total de 11, se han producido desde el pasado 9 de mayo, es decir, en el último mes.

 

Los casos de violencia de género han ido aumentado de forma progresiva a lo largo de los meses. En enero se registró una mujer asesinada, mientras que en febrero se contabilizaron dos, al igual que en marzo. En abril, fueron tres las víctimas mortales de esta lacra.

 

Mayo, por su parte, se ha calificado en varias ocasiones como un mes 'negro', al registrarse ocho asesinatos --de siete mujeres y un niño--. Además, seis de estas víctimas se contabilizaron en una sola semana.

 

En medio de dicha semana, la ministra de Igualdad, Irene Montero, decidió convocar de urgencia al Pacto de Estado contra la Violencia de Género, del que forman parte todas las administraciones, los representantes de las Cortes en esta materia, así como el Observatorio de Violencia contra la Mujer y se acordó iniciar un Plan de Mejora y Modernización del sistema de atención a las víctimas, para estudiar qué había fallado en estos casos.

 

Cabe destacar que se las mujeres asesinadas durante esa semana, tres habían interpuesto una denuncia por violencia de genero contra su presunto agresor.

 

CUATRO MUJERES EN LO QUE VA DE JUNIO

 

Montero reconoció que podría haber relación entre el "repunte" de asesinatos registrados y el fin de las restricciones, especialmente las relacionadas con la movilidad, al terminar el estado de alarma el pasado 9 de mayo.

 

Mientras, en lo que va de junio ya son 4 las víctimas de esta lacra, a la espera de que el Ministerio confirme oficialmente el asesinato de una joven de 21 años en Ibiza a manos de su novio, así como el caso de Rocío Caíz, una menor de 17 años que desapareció el pasado 3 de junio y cuya expareja ha confesado, este jueves, su asesinato.

 

Con estos dos sucesos, se elevarían a 11 los casos contabilizados desde el pasado 9 de mayo, es decir, que más de la mitad de los asesinatos por violencia de género en lo que va de año se han producido en el último mes.

 

Además, tras la confirmación de los casos de Ibiza y Sevilla, serían 1.097 las víctimas de violencia de género que se han contabilizado desde 2003, año en el que se empezaron a registrar de forma oficial estos datos.

Comentarios

Para Juan 16/06/2021 19:46 #3
Palabra de Mariano total.
Juan 16/06/2021 18:55 #2
Mariano dixit.
Juán 15/06/2021 17:51 #1
VOX es el único partido que propone prisión permanente revisable para los crímenes machistas, el resto de partidos, no, es más, proponen derogar la prisión permanente revisable. Lo que hace Vox es cuestionar la instrumentalización ideológica y económica de algunos grupos de presión feministas, que se aprovechan de esta lacra social en su propio beneficio y de las jugosas subvenciones. Como millones de españoles, VOX cuestiona la Norma establecida sobre la base de que toda mujer, por el hecho de ser mujer, esté en una situación de desigualdad, inferioridad, sumisión respecto a su pareja, lo que a su juicio es falso. Como millones de españoles, VOX considera que la Ley de Violencia de Género trata penalmente de forma distinta a los hombres y a las mujeres, aplicando no sólo penas sino todo tipo de mecanismos procesales y extraprocesales distintos por razón de sexo, criminalizando al hombre de partida por el mero hecho de serlo, con efectos devastadores sobre la infancia. En base a la Ley de violencia de género, y su desarrollo posterior en distintos protocolos de actuación en distintos ámbitos (policial, servicios sociales, asistencia jurídica a través de los colegios de abogados, etc.), se asignan todo tipo de ayudas de carácter asistencial, como son la asistencia jurídica gratuita, tratamientos especiales en cuanto al cese voluntario de la supuesta víctima en su centro de trabajo, ayudas económicas, casas de acogida, etc. En gran parte, esta humillación al hombre solo por ser hombre, está financiada con los fondos europeos. Basta con una simple denuncia ante la Policía o Servicios Sociales sin prueba alguna contra la pareja o ex pareja, y sin haber sido instruida causa alguna en el Juzgado, ni mucho menos haber sido condenado el hombre, para que se otorguen todas esas ayudas. El 80% de las denuncias son archivadas o sobreseídas. Ni los Juzgados ni la Fiscalía, por instrucciones directas del Gobierno, actúan de oficio por un delito de denuncia falsa, por lo que no se devuelven posteriormente todas las ayudas que se fueron concediendo en base a esa denuncia. Esto hace que el propio sistema se retroalimente de manera progresiva, alentando en un ciclo perverso la interposición de denuncias falsas con fondos europeos: a más denuncias, más dinero. Los fondos europeos, por lo tanto, se asignan finalmente sin fundamento ni justificación, dado que, en la mayoría de los casos, se otorgan ayudas en base a denuncias injustificadas que se archivan, generando un sistema que se retroalimenta y que viola los principios de seguridad jurídica y cualquier criterio objetivo y fundamentado de asignación de esos fondos. La violencia contra la mujer no se combate regando de dinero público asociaciones privadas de marcado contenido ideológico ni con campañas propagandísticas que criminalicen al varón, sino educando en la familia y en la escuela en el respeto al ser humano y a su intrínseca dignidad. La ley ha demostrado ser un fracaso y una mera herramienta ideológica con la que confrontar a hombres y mujeres. Los asesinatos no han bajado y los presupuestos para asociaciones y estructuras políticas sí han aumentado. Prueba de ello lo tenemos en las declaraciones y tuit (borrado sin pedir perdón ni dar explicaciones) de Errejón donde sentencia y condena un "asesinato machista" en Motril, que resulta ser una muerte natural, es decir su esposa murió por causas naturales (y la policía encima le detiene como presunto asesino de género). Todo es de vergüenza y habrá que cambiarlo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: