La fauna causa 21 de los 22 accidentes de tráfico de la N-631 durante el último año

Puente de la estrella, en la N-631.

La nacional de la Sierra de la Culebra concentra buena parte de los accidentes con fauna. Las organizaciones agrarias muestran su preocupación por las responsabilidades. La subdelegación mejorará iluminación y señales para prevenir estos siniestros.

El de los accidentes con fauna es uno de los grandes problemas del tráfico en Zamora y se demuestra cada año. Cerca de 800 siniestros causaron los animales en las carreteras de la provincia durante 2013, de los cuáles más de 600 corresponden a la fauna silvestre, principalmente, corzo, jabalí y ciervo. Y si hay una carretera que ejemplifica el problema es la N-631.

 

El tramo de continuación de la N-630 entre el embalse de Ricobayo, en la colonia de La Encomienda, y Rionegro del Puente concentra en sus 56 kilómetros buena parte de los accidentes de tráfico en los que se ven envueltos animales. De hecho, su recorrido, que une la capital con la Sierra de la Culebra, está salpicado de señales alusivas y ha centrado en los últimos meses numerosas actuaciones para intentar reducir el número de estos siniestros.

 

Así, a finales de 2014 la delegación de la Junta se comprometió a llevar a cabo limpiezas donde fuera su competencia para mejorar la visibiliad y a tomar cartas en el asunto para que los cotos cumplieran con los planes cinegéticos y redujeran la población de jabalí, una de las especies protagonista de los siniestros. Por su parte, Fomento ha actuado para ampliar la visibilidad en los márgenes de la N-631 y permitir que los conductores puedan avistar antes a los animales que se disponen a cruzar y evitar choques cuando se les vienen encima.

 

El plan de medidas incluye aumentar el número de kilómetros en los que se despejan los márgenes de la carretera, incorporar catadióptricos para que la iluminación de los vehículos disuada a la fauna de cruzar, señalización luminosa y nuevas limitaciones de velocidad a 70 km/hora en varios tramos.

 

 

PREOCUPACIÓN DE LAS ASOCIACIONES

 

La subdelegada del Gobierno en Zamora, Clara San Damián, se ha reunido este lunes con una delegación de la Alianza UPA-COAG para analizar las acciones realizadas por la administración central para prevenir los accidentes de tráfico provocados por la fauna salvaje en la carretera N-631. Clara San Damián ha anunciado además otras iniciativas en el mismo sentido, "siempre dentro de lo que son las competencias de la Subdelegación del Gobierno", ha subrayado.

 

Los representantes del sindicato, que habían solicitado el encuentro, han planteado la problemática de los accidentes de tráfico en las carreteras de la provincia, así como su desacuerdo con las modificaciones de la nueva Ley de Tráfico que atribuye la responsabilidad de estos siniestros en los conductores. Clara San Damián ha precisado, de entrada, que como subdelegada del Gobierno solo tiene competencia en la carretera N-631, sin perjuicio de las intervenciones de Tráfico, por lo que ha detallado las actuaciones que se han realizado hasta ahora para mejorar la seguridad vial en ese eje.

 

En este sentido, ha explicado que la Unidad Provincial de Carreteras, del Ministerio de Fomento, ha ejecutado un proyecto en casi 60 kilómetros que ha supuesto actuar en una anchura de 14 metros a cada lado de esta carretera en trabajos de deforestación, limpieza de márgenes y señalización complementaria, con el fin de aumentar la visibilidad de la carretera y de las zonas cercanas a ella.

 

Además, se procedió a incluir limitaciones de velocidad a 70 kilómetros por hora en diversos tramos y la señalización de peligro por animales con balizas luminosas, así como la colocación de carteles de lamas indicando la necesidad de tener precaución por animales sueltos.

 

Tras la ejecución de este proyecto, la Unidad de Carreteras "realiza de forma continuada trabajos de limpieza y mantenimiento de la zona de las cunetas, bermas y laterales de la carretera, retirando siempre cualquier tipo de maleza que pueda entorpecer la visión de los márgenes y de la señalización existente", ha añadido.

 

 

MÁS MEDIDAS DE PREVENCIÓN

 

La subdelegada del Gobierno ha anunciado a la delegación agraria que próximamente, aprovechando el parón vegetativo, el Gobierno va a realizar nuevas labores de poda y desbroce en unos 24 kilómetros del trayecto y ha matizado que, "dado que algunos tramos gozan de la protección medioambiental inherente a la Sierra de la Culebra y afecta hasta el mismo límite de la carretera, la Unidad de Carreteras mantendrá reuniones de coordinación con el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León".

 

Clara San Damián ha indicado que, para completar estas actuaciones, se ha previsto también la colocación de catadióptricos disuasorios de fauna en los puntos de paso más frecuentados por los animales. Una vez se analicen los resultados de esta medida, Fomento y Tráfico contemplarán la extensión de esta medida a otros tramos de la N-631.